MENú

Catatumbo Comunidad de Filo Gringo protesta contra la guerra en su territorio

La comunidad de Filo Gringo en la región del Catatumbo, entró el 6 de febrero en asamblea permanente ante crisis humanitaria. 63 familias de este corregimiento de El Tarra, Norte de Santander fueron desplazadas y permanece en riesgo la población civil por enfrentamientos entre el Ejercito Nacional y grupos armados ilegales. La comunidad exige que se respete el Derecho Internacional Humanitario (DIH).

El 5 de febrero la Asociación Juntas de Acción Comunal Zona Dos (ASOJUNTAS) informó sobre los hechos ocurridos en el corregimiento de Filo Gringo el 1, 2 y 3 de febrero.

A través de un comunicado se informó que el primer día, siendo las 2:30 am, cerca del pueblo sonó una explosión e iniciaron los combates, dos casas quedaron en medio del fuego cruzado. A las 11:00 am llegó el helicóptero y desde el interior hacen disparos cerca de las casas y desembarcan en la vereda Aires de Catatumbo, sector que también fue bombardeado. 32 viviendas, incluyendo la escuela, el colegio y la iglesia registran impactos de balas. Diez familias fueron desplazadas de los sectores de Vista Hermosa y los Olivos.

El 2 de febrero doce familias más huyen al escuchar de nuevo disparos. El comité de mujeres del corregimiento de Filo Gringo, junto a otras personas, inician una caminata en rechazo a los actos violentos, exigen “la exclusión de los civiles del conflicto armado y que se dé cumplimiento a exigencias de una paz con justicia social”, dice el comunicado.

Al día siguiente los líderes comunales deciden reunirse en Filo Gringo, una persona que se identifica como miembro de la insurgencia amenaza a Javier Ibarra, líder comunal y miembro del comité conciliador. Ante el hostigamiento se le manifiesta que Ibarra “es miembro de la comunidad y que esta comunidad hace parte de 30 comunidades”, en respuesta el hombre “lanzó expresiones con palabras amenazantes contra estas 30 comunidades”. Por estas razones los habitantes salieron a marchar el día de ayer.

La Asociación Campesina del Catatumbo (ASCAMCAT), quien acompañó a la comunidad, hace un llamado al gobierno nacional, a las organizaciones sociales defensoras de derechos humanos y a los colombianos en general, puesto que “el incumpliendo a los acuerdos de paz y a los acuerdos alcanzados entre campesinos y Gobierno, abona el terreno para aquellos que quieren sembrar y cosechar la violencia.”

Por otra parte, Eliécer Vivas, presidente de la Junta de Acción Comunal del corregimiento de Filo Gringo, manifiesta el deseo de la población en que continúen los diálogos de paz entre el gobierno y el ELN. Asegura que “Nosotros como comunidad, hemos pedido al Gobierno que se reanuden los diálogos de paz con el ELN y ojalá se haga un espacio para el EPL, son muchas las inquietudes que tenemos, pues somos los más afectados, los que quedamos en medio de las balas”.

Los habitantes de Filo Gringo continuarán en asamblea permanente. Exigen la presencia de la Cruz Roja, Defensoría del Pueblo y las autoridades competentes ante el auge de la crisis humanitaria.

 

Agencia Prensa Rural
www.radiomacondo.fm