MENú

Rusia prueba misil hipersónico para derrotar escudos de EEUU

El misil balístico intercontinental de Rusia, denominado RS-12M Topol.

Las Fuerzas de Misiles Estratégicos de Rusia, la unidad encargada del desarrollo de los misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés), probaron una nueva tecnología de misiles con miras a superar sistemas de defensa aérea de la OTAN y EE.UU.

En un informe publicado el viernes, el diario digital estadounidense Business Insider reveló que Rusia había realizado el lanzamiento de prueba de un ICBM RS-12M Topol en los últimos días del año 2017.

El medio citó al Ministerio de Defensa de Rusia y detalló que el misil probado estaba equipado con un nuevo “armamento” que le permitirá burlar los escudos antiaéreos de los rivales, en alusión a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

“Durante las pruebas, los especialistas obtuvieron datos experimentales que se usarán para desarrollar medios efectivos para superar las defensas antibalísticas”, alegó la Cartera rusa.

Los test tuvieron lugar en la zona de práctica de Kapustin Yar, sita en la sureña región de Astrajan, cerca de la frontera con Kazajistán.

Se trató de la segunda prueba de un ICBM por Rusia en 2017, hecho que demuestra que el país euroasiático sigue esforzándose para hallar maneras de contrarrestar los escudos antimisiles balísticos de Estados Unidos y la Alianza Atlántica.

En cuanto a la tecnología, Buisiness Insider, refiriéndose a las pruebas anteriores, señaló que podría ser un tipo de vehículo aéreo hipersónico (HGV, por sus iniciales en inglés) o un motor de misil hipersónico. Como se sabe, es una cápsula portadora de carga en la parte superior de un ICBM que se separa del misil cuando alcanza su altitud más alta, vuelve a entrar en la atmósfera y sigue hacia el objetivo marcado.

Lo que le hace letal a un HGV es su capacidad de volar a una velocidad increíblemente alta (posiblemente un kilómetro por segundo) y volar tan bajo que evita su detección por sistemas de rastreo instalados tanto en la tierra como en el espacio.

Asimismo, son tan maniobrables que pueden cambiar de dirección y dirigirse al blanco. De hecho, un HGV no tiene una trayectoria de vuelo predecible y es capaz de mantener su objetivo en secreto hasta los últimos segundos antes del impacto.

Estados Unidos y China también han estado probando armas hipersónicas en los recientes años. Según recordó Buisiness Insider, China probó en noviembre pasado un HGV que podría estar preparado para el uso operacional, hecho que significa que ellos ya han pasado las pruebas preliminares, etapa en la que siguen actualmente Rusia y EE.UU.

Con información de agencias
www.radiomacondo.fm