MENú

Opinión Algo de neoliberalismo en el magisterio

Ante los resultados periódicos sobre los procesos de evaluación docente, las manifestaciones ideológicas no se hacen esperar, particularmente en la evaluación de ascenso por las implicaciones salariales que tiene. Al respecto identifico, entre otras, dos manifestaciones ideológicas neoliberales relevantes a cuestionar, las cuales antes que por coerción se van asumiendo por adhesión, a continuación las expongo.

En primer lugar, el neoliberalismo ha construido una subjetividad que da explicaciones individualistas del proceso evaluativo, expresadas en aquellos maestros que se sienten meritorios por los resultados obtenidos al aprobar la evaluación argumentando sus mejores habilidades como docentes; también en aquellos maestros que se culpabilizan ante los malos resultados evaluativos, unos y otros, en algunos casos desconociendo lo perverso de la política educativa.

En segundo lugar, en el plano colectivo el neoliberalismo construye responsables de los resultados negativos en las evaluaciones docentes, señalando a rectores, camarógrafos, pares evaluadores, los mismos docentes, sindicatos, etc., encubriendo al Ministerio de Educación y al ICFES como responsables de éstos.

Específicamente, en el caso de los sindicatos y sus dirigentes, son vilipendiados como responsables de éstas medidas mercantiles de la profesión docente; es como si se culpara a la mujer violada por el feto que impuso el violador con su fuerza, en últimas encubriendo el verdadero responsable [1].

Las anteriores explicaciones expuestas por muchos colegas, expresan los avances de la ideología neoliberal en el magisterio, nótese que las justificaciones o las responsabilidades encubren la política educativa, que para ascenso dispone de tan sólo el 1% del Sistema General de Participaciones (SGP) causa en últimas de los resultados actuales en la evaluación de ascenso, que en promedio restringe a un 20% los docentes que pasan, sean o no los mejores. Por ende, se hace un llamado a continuar con la lucha de “no más evaluación de competencias [2]” ya sea por videos, escrita o cualquier otra forma, exigiendo a cambio el reconocimiento directo de los títulos a los dos estatutos, el tiempo de servicio o la producción didáctica [3] y obviamente el aumento de presupuesto para escalafón.

[1] Recuérdese como en los últimos años el Gobierno no ha cumplido los acuerdos con el movimiento social colombiano.

[2] La corriente magisterial Nuevos Maestros por la Educación, inició dicha campaña desde el año 2014. http://movimientonuevosmaestros.blo…

[3] Hay que estar atento a la llamada producción intelectual, pues los indicadores son sobre revistas indexadas, lo cual perjudica al magisterio.

Juan Carlos Jaime Fajardo
Maestro SED Bogotá, catedrático UPN y doctorando en educación.
www.radiomacondo.fm