MENú

Perros en busca de hogar se convierten en modelos de películas de animación

Dogs get the Hollywood star treatment from University of Bath on Vimeo.

Los perros acogidos en una protectora estadounidense no tienen la vida que podríamos imaginar. A la espera de encontrar una familia que les adopte, los animales, protagonistas de #Cienciaalobestia, forman parte de un proyecto que captura sus movimientos para utilizarlos en películas de animación y videojuegos. El objetivo es que los personajes, interpretados por humanos, parezcan lo más realistas posible en la ficción.

En la película de El Planeta de los Simios los personajes animales eran en realidad interpretados por seres humanos. Luego fueron los efectos especiales los que dieron el toque final para convertirlos en verdaderos simios en la gran pantalla. Sin embargo, este proceso no funciona bien del todo en la conversión de humanos a animales de cuatro patas.

Científicos del Centro de Análisis de Movimiento, Investigación del Entretenimiento y Aplicaciones (CAMERA, por sus siglas en inglés), de la Universidad de Bath, han desarrollado una nueva técnica para que un actor de dos piernas se convierta en uno de cuatro patas en la ficción de la forma más realista posible.

Para lograrlo, el equipo invitó a algunos de los residentes caninos de la protectora Bath Cats and Dogs Home para recopilar el mayor número de datos de captura de movimientos de diferentes razas.

“Lo que queremos conseguir es identificar los movimientos del actor humano y luego usar una especie de traductor y buscar en una colección de datos reales de animales para que el personaje en la pantalla se mueva de una manera realista”, señala Martin Parsons de CAMERA, para quien el programa funciona como un titiritero, con el actor usando todo su cuerpo para dirigir el avatar de los animales.

Una actividad fuera de la perrera

Los perros salieron de sus rutinarias vidas en la perrera para ‘trabajar’ en este proyecto. Se les pusieron abrigos con marcadores reflectantes, en los que la luz infrarroja incide y es detectada por cámaras especiales para registrar la posición en 3D. Con esta información los científicos pudieron reconstruir los gestos de los perros en la pantalla.

Para crear los movimientos, un asistente les ayudó a interactuar y divertirse. “Es beneficioso para los perros ya que es una gran socialización para ellos: conocer gente nueva y ver diferentes imágenes y sonidos”, indica Simon Lynn, jefe de operaciones con animales de la protectora.

Los cuidadores estuvieron en todo momento junto a ellos para asegurar su bienestar. Su participación ayudará a encontrarles un nuevo hogar y a salvar a otros animales abandonados. El proyecto pretende estudiar los andares de las diferentes razas de perro y espera expandir el trabajo a los gatos el año que viene.

Con información de agencia SINC
www.radiomacondo.fm