MENú

Civiles sitiados por operaciones neoparamilitares y del ELN

Alertamos posibles enfrentamientos entre las autodenominadas “Autodefensas Gaitanistas de Colombia” (AGC) y ELN, comunidades en riesgo por instalación de minas antipersonal y amenazas a líderes y lideresas comunitarios de Jiguamiandó.

Ayer sábado 11 de noviembre cerca de las 5:00 p.m., ingresaron a la Zona Humanitaria de Pueblo Nuevo, territorio colectivo de Jiguamiandó, cinco hombres portando armas largas pertenecientes al Ejército de Liberación Nacional ELN, desconociendo los principios organizativos y de protección de la población.

Los pobladores exigieron a los integrantes del ELN respetar la Zona Humanitaria basada en el DIH. Los integrantes de la guerrilla manifestaron que pasaban para informar de la instalación de minas antipersonal y que debían abstenerse de transitar por caminos estrechos y lugares montañosos.

Advirtieron que está prohibido el tránsito entre la Zona Humanitaria de Pueblo Nuevo y la Zona de Biodiversidad del Ovo.

Los pobladores exigieron que debía garantizarse su libre movilidad porque se está impidiendo el trabajo y fragmentando las comunidades y los núcleos familiares.

A pesar de la insistencia de la comunidad para que se respetara el espacio los armados se quedaron en la Zona Humanitaria hasta altas horas de la noche.

Hoy, 12 de noviembre desde las 9.:00 a.m. conoció sobre la presencia de seis neoparamilitares pertenecientes a las autodenominadas ” Autodefensas Gaitanistas de Colombia”, AGC, en la comunidad de Urada, territorio colectivo de Jiguamiandó.

Tres de los AGC portaban camuflados, armas largas, granadas y brazaletes, los otros estaban vestidos de civil y dentro de ellos se identificó al llamado “JJ”.

Días atrás, el sábado 28 de octubre, el líder comunitario Willington Cuesta fue amenazado por el neoparamilitar alias “Chiqui” perteneciente a las AGC, luego que éste exigiera respeto a la comunidad.

El llamado “Chiqui” expresó “usted es el hp que me quiere sacar, te voy matar“, y aseveró que tenía un listado de liíderes y lideresas de las comunidades de Alto Guayabal, Puerto Lleras, Pueblo Nuevo y Urada, y de Curvaradó para ser asesinados.

Hoy hacia las 6:00 p.m., cerca de 80 hombres de las AGC, están acampando en la Finca Las Brisas, ubicada a tan sólo cinco minutos del caserío de Urada.

A cerca de 40 minutos de dónde operan las AGC en Jiguamiandó se encuentran unidades militares en el Batallón, ilegalmente, construido en Llano Rico, Curvaradó. Las AGC controlan desde Belén de Bajirá, Brisas, Apartadocito, Llano Rico, Pavarandó, Mutatá sin acción eficaz del Estado.

Las unidades del ELN están a menos de una hora de dónde se encuentran las AGC.

La comunidad negra e indigena se encuentra sitiada y presa de la zozobra y del terror sin ningún tipo de alivio humanitario y menos de una respuesta conforme al DIH y las responsabilidades de Estado para el desmonet de estructuras de tipo paramilitar.

 

 

Bogotá, D.C., noviembre 12 de 2017
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

 

www.radiomacondo.fm