MENú

Estudio cuestiona datos de Pentágono sobre gastos en guerras

Los marines estadounidenses en el campo militar de Shorab, en la provincia afgana de Helmand, 28 de agosto de 2017.

 

 

EE.UU. gasta más de $ 5,6 billones en conflictos externos desde 2001, mientras que los datos ofrecidos por el Pentágono solo representan un tercio de esta cifra.

El Departamento de Defensa de EE.UU. informó a principios de este año que gastó alrededor de 1.5 billones de dólares en guerras lanzadas después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Pero un estudio realizado por el Instituto de Asuntos Internacionales y Públicos Watson en la Universidad de Brown, estima el costo total de las guerras en Afganistán, Irak, Siria y Paquistán en 5.6 billones de dólares.

El estudio examina no solo el dinero gastado por el Ejército estadounidense, sino también por el Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA, por su sigla en inglés), el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Estado de EE.UU., para los recursos dedicados a la llamada “guerra contra el terrorismo”.

Las operaciones de combate desde 2001 “han sido pagadas en gran medida mediante préstamos, parte de la razón por la que EE.UU. pasó de superávit presupuestario a déficits después de 2001”, indicó el autor del estudio, Neta Crawford.

 

En cuanto a los costos de conflictos específicos, el estudio señala que “las dos categorías más grandes de gastos han sido para las guerras en Irak y Afganistán”.

Investigadores de la Universidad de Harvard dijeron en 2013 que las contiendas de Estados Unidos en Irak y Afganistán costarán a los contribuyentes entre 4 billones y 6 billones de dólares, teniendo en cuenta la atención médica de los veteranos heridos y las costosas reparaciones a una fuerza mermada por años de lucha.

La invasión de Estados Unidos en Afganistán ha durado 16 años y se espera que persista después de que el presidente norteamericano, Donald Trump, anunciara que expandiría la presencia militar estadounidense en el país devastado por la guerra.

Estados Unidos se retiró de Irak en 2011 después de una década de ocupación debido a la invasión basada en pruebas de inteligencia “no justificadas” sobre las supuestas armas de destrucción masiva del dictador iraquí, Saddam Husein. No obstante, continuó su misión bajo el argumento del apoyo y asesoría a las fuerzas iraquíes en la lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, por sus siglas en árabe).

 

Con información de agencias
www.radiomacondo.fm