MENú

Un test epigenómico mejora el tratamiento del cáncer de origen desconocido

Microfotografía de tumor de origen desconocido identificado como cáncer de pulmón usando el test EPICUP®. / IDIBELL

Microfotografía de tumor de origen desconocido identificado como cáncer de pulmón usando el test EPICUP®. / IDIBELL

 

 

La invención del test epigenético EPICUP®, por parte del equipo de Manel Esteller, coordinador del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), ha permitido en el último año descubrir qué tipo de tumor primario ha producido la metástasis en pacientes de cáncer de origen desconocido (COD ).

Un estudio, publicado en Nature Reviews Clinical Oncology, explica cómo se está implantando esta prueba en la práctica clínica y los nuevos avances que se pueden derivar de la misma.

Según Esteller, “solo en un 30% de casos de metástasis de origen desconocido los métodos tradicionales permiten detectar dónde se ha originado el tumor primario. Algunos test moleculares permiten aumentar este porcentaje. Sin embargo, suelen ser caros y usan la molécula de ARN que es muy frágil y suele romperse con facilidad en las muestras disponibles en los servicios de anatomía patológica de los hospitales”.

En cambio, el test EPICUP®, se basa en la molécula de ADN, que es muy estable, y permite el envío de las muestras desde el hospital donde se encuentra el paciente hasta el laboratorio de análisis de forma sencilla. Los resultados se pueden obtener en una semana”, añade el investigador.

El 10% de los tumores humanos

El cáncer de origen desconocido representa el 10% de los tumores humanos en los que se detecta la metástasis, pero no es posible localizar el tumor primario a pesar de realizarse distintas pruebas exploratorias. Como se desconoce de qué tipo de tumor se trata, la supervivencia de estos pacientes es muy corta.

Los autores destacan que la implementación del test EPICUP® permitirá desarrollar tratamientos más específicos en el futuro. “Ahora son necesarios ensayos prospectivos para determinar cómo estos pacientes con COD, se pueden beneficiar de tratamientos más especificos y menos agresivos para su enfermedad”, concluye Esteller.

 

Con información de agencias
www.radiomacondo.fm