MENú


Jesucristo, el revolucionario

123

 

¿Para qué quieren que Jesucristo venga a la tierra por segunda vez? Estoy seguro de que lo volverían a crucificar con los clavos del desprestigio y la difamación.

Constantemente se habla de Jesús de Nasaret, pero, pocas veces se mira más allá de la estatua adorada que se ubica en los templos, para conocer al Jesús humanista, pacifista y revolucionario.

Hace un tiempo empezó a preocuparme el aumento de insultos contra mi persona por motivos ideológicos; agresiones que van desde quienes hablan por las espaldas hasta mensajes que llegan a mis redes sociales de personas que no conozco y en otros casos de perfiles anónimos. De igual forma empecé a analizar, y a preocuparme aún más, por aquellas personas que son perseguidas, estigmatizas y en muchos casos asesinadas por defender un ideal. Al final llegué a una conclusión: Jesucristo, solo tenía 12 seguidores, uno lo traicionó, una multitud lo mandó a asesinar y más de 2 mil años después, la historia le dio la razón, y su legado sigue presente.

¿Cuantos Jesucristo han sido asesinados en la sociedad actual y cuantos están siendo azotados?

Fue en ese momento cuando automáticamente comparé la crucifixión de Jesús de Nasaret con los asesinatos y persecuciones en la actualidad, los tiempos han cambiado y esta vez, los medios de comunicación son utilizados por los poderosos como herramienta de guerra para desprestigiar a todos aquellos que se atreven a levantar su voz contra quienes se encuentran en la cúspide de la pirámide social y esto es lo que llamo crucifixión sin clavos.

Pero, no solo los lideres reconocidos son crucificados en la sociedad actual, nosotros, como pueblo, también somos oprimidos y crucificados por medio de deudas, de transgénicos y quienes decidan ir en contra de la corriente social les tocará cargar con los azotes de la estigmatización

Su legado

De Jesús, se ha dicho y se dice, que fue un héroe, un mártir, un mujeriego y hasta que es un invento, lo cierto, es que por más que se tergiverse su imagen (así como se tergiversa la de otros grandes líderes) hay algo que no podrán opacar nunca y es su legado.

Las enseñanzas de Cristo están basadas en la humildad, la solidaridad y fundamentalmente el amor. Fue la fuerza del amor lo que convirtió a Jesucristo en un revolucionario y al mismo tiempo en un blanco para la clase gobernante de la época, que doblegaba al pueblo con la doctrina del odio, la venganza y el terror; tomada literalmente del antiguo testamento al igual que ahora, es por eso que todas aquellas personas que prediquen la palabra de Jesús tendrán el final de este, es decir, caminarán por la vida recibiendo azotes, golpes e insultos.

La figura de Jesús no puede limitarse a estar en una capilla o iglesia, como cristianos, católicos y creyentes debemos reivindicar la palabra de Jesús y tenerlo presente en nuestras vidas de la misma manera como seguimos y defendemos a nuestro político o cantante favorito debemos defender el legado de amor del más grande revolucionario, Jesús de Nasaret y recordar en todo momento y lugar una de sus sentencias aún inexcrutada: “La verdad os hará libres”.

Poema al único que resucitó

Valiente hombre

Predicador del amor

Mártir

Defensor de los buenos

De los humildes

Como sismo

Hiciste temblar las estructuras

Del imperio;

Solo con tu palabra.

Buscan tu tumba

Buscan tu cuerpo

Y no lo encuentran, ni lo encontrarán

Porque resucitaste

Para ser leyenda

Para ser historia

Para ser millones.

Bernardo José Pineda Terán

 

 

www.radiomacondo.fm