MENú

Diez años de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca – Astracava

asamblea-astracava

 

La agudización del drama humanitario generado por el paramilitarismo, entre finales de los años noventa e inicios del siglo XXI, derivó en una brusca ruptura del tejido social y de los lazos comunitarios de solidaridad, resquebrajó las estructuras de participación, representatividad y unidad de las comunidades a lo largo y ancho del país, perjudicando, además enormemente la economía y la cultura campesina. El Valle del Cauca no fue ajeno a este fenómeno, de hecho, según la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas –CHCV-, el 48% de los hechos victimizantes de los últimos años del conflicto social y armado se dieron en 7 departamentos entre los que se incluye al Valle del Cauca.

En 2004, en un contexto de conflicto y violencia generalizados en todos los confines de la patria, se constituyó la Coordinación Campesina del Valle del Cauca, CCVC, como plataforma de organizaciones que desde entonces luchan entre otros aspectos, por el reconocimiento del campesinado como sujeto de derechos políticos, sociales, económicos, culturales y ambientales y por lograr el cumplimiento del Mandato Agrario emanado del Congreso Nacional Agrario de 2003.

Producto de la necesidad de avanzar en el proceso de organización y lucha unitaria de campesinos y obreros, la CCVC define en asamblea crear una organización campesina departamental; este evento se llevó a cabo el 2 de marzo de 2007 en la escuela de la vereda San Marcos – Corregimiento de Monteloro, Tuluá, en el cual, campesinas(os) delegadas(os) de varios municipios del departamento se dieron cita para constituir la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca, Astracava y elegir su primera junta directiva departamental. Desde entonces, Astracava viene luchando por el fortalecimiento de la unidad, la organización, la participación e incendia política, la representatividad, la movilización, la lucha gremial y sindical de los trabajadores agrarios del departamento, por la reforma agraria integral y democrática, y la defensa y exigencia ante el Estado del cumplimiento irrestricto del Derecho Internacional Humanitario –DIH- y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos –DIDH-.

En estos 10 años de lucha, Astracava al igual que un sinnúmero de organizaciones campesinas, obreras, sindicales y populares en toda Colombia, se ha enfrentado a las vicisitudes históricas del conflicto social y armado colombiano, a la estigmatización, al señalamiento, al asesinato, a la persecución política, a la marginación de los espacios de decisión, a la violación constante del DIH y del DIDH por parte de la fuerza pública, al tratamiento militar de la movilización social, entre otros factores que han hecho de Colombia uno de los países con mayores riesgos para la actividad sindical y por supuesto con menores tasas de sindicalización del mundo entero.

Pero por sobre todo, Astracava ha sido testigo de excepción de la felicidad que entraña la lucha colectiva de mujeres y hombres anónimos que diariamente ponen su humanidad al sol y al agua, que fecundan con sus manos semillas en la tierra, que proveen el pan diario de la nación entera, que organizados defienden con humildad y carácter la vida, la tierra, el territorio, la cultura y la economía campesina, que protegen la naturaleza, que exigen garantías de derechos al Estado y que en sucesivas oportunidades se han movilizado para que el diálogo legue a las generaciones presentes y futuras una Colombia en paz con justicia social.

Desde la CCVC felicitamos a todas(os) las(os) integrantes de Astracava por estos diez años de abnegada lucha por la organización y la unidad del campesinado. La paz ha sido y será nuestro camino, la transformación social de Colombia por la que muchos de nuestras(os) mejores hijas(os) han tenido que ofrendar su vida será nuestra victoria.

Viva la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca – Astracava. Por la paz de la nación, a luchar por la implementación.

Coordinación Campesina del Valle del Cauca. Palmira, Marzo 8 de 2017.

 

 

www.radiomacondo.fm