MENú

Un estudio sobre crecimiento de árboles ayuda a predecir cuándo van a morir

Foto de archivo en el centro de Cortelazor (Huelva). EFE/Fermín Cabanillas

Foto de archivo en el centro de Cortelazor (Huelva). EFE/Fermín Cabanillas

 

Investigadores del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF-UAB) han hecho dos estudios sobre los patrones históricos de crecimiento de los árboles que mejoran la capacidad de predecir con muchos años de antelación su futura muerte.

Según el doctor en Ciencias Ambientales del Departamento de Biología Animal, Biología Vegetal y Ecología de la UAB y del CREAF, Jordi Martínez-Vilalta, “un árbol lleva su historia vital escrita en la madera que acumula en el tronco”.

Factores para predecir los peligros

Así, a partir de su estudio, los investigadores buscan variables, como su ritmo de crecimiento, que les permitan predecir qué especies y qué bosques pueden estar en peligro de muerte por los episodios de sequía asociados al cambio climático.

Martínez-Vilalta asegura que “el cambio climático está afectando y afectará cada vez más todos los ecosistemas de la Tierra, y los bosques no son una excepción”.

El experto augura que los efectos del cambio climático sobre los bosques serán a través de una disminución en la disponibilidad de agua, causada tanto por el aumento de las temperaturas como por una disminución de las precipitaciones.

“Los efectos de la sequía son ya patentes en muchos bosques, y en general se manifiestan con un aumento en las tasas de mortalidad. Uno de los grandes problemas que tiene actualmente la investigación en este ámbito es predecir estos episodios de mortalidad de la manera más precisa posible, de manera que sea posible determinar qué bosques estarán más afectados y en qué momento”, precisa Martínez-Vilalta.

“Desgraciadamente, el mecanismo fisiológico que causa la mortalidad inducida por sequía en árboles aún no se conoce con precisión, lo que dificulta enormemente la modelización del proceso. Lo que sí sabemos es que el proceso de muerte de un árbol es a menudo lento y viene precedido por un período de debilitamiento que puede durar años”, añade el investigador.

Registro en los anillos de los troncos

Los ritmos de crecimiento quedan registrados en los anillos anuales que se forman en los troncos de madera de muchas especies y reflejan la alternancia de estaciones propicias para el crecimiento (especialmente la primavera) con otros que no lo son (el invierno y, en menor medida, el verano).

Los dos trabajos del CREAF-UAB han comparado los anillos de crecimiento de árboles que han muerto con los de otros que han sobrevivido a una sequía, para ver hasta qué punto los patrones de crecimiento histórico predicen la mortalidad.

En el primero de los trabajos compararon diversas metodologías y proponen un protocolo para testar estadísticamente esta relación entre crecimiento y mortalidad.

En el segundo trabajo, los investigadores analizaron los datos de 2.970 árboles muertos y 4.224 árboles vivos, de 190 localidades y pertenecientes a 36 especies.

Los investigadores concluyeron que en la inmensa mayoría de los casos (84 %) el crecimiento de los árboles que terminaron muriendo era inferior al de los árboles supervivientes en el período inmediatamente anterior a su muerte.

“Este período de decaimiento es sorprendentemente largo (20 años de media) y depende de la especie y los factores asociados a la mortalidad”, según indica Martínez-Vilalta.

Según el estudio, los decaimientos más rápidos están asociados a los árboles planifolios (en contraposición a la dinámica lenta de las coníferas) y en episodios en los que la sequía va acompañada de plagas forestales, que parecen acelerar la muerte de manera considerable.

“El hecho de que los patrones de crecimiento permitan caracterizar los árboles que están ‘a punto’ de morir permite desarrollar índices que permiten predecir, potencialmente con años de antelación, qué poblaciones o qué individuos concretos tienen más riesgo de sufrir episodios de mortalidad en el futuro”, concluye el doctor Martínez-Vilalta. Efeverde

 
Con Información de EFE
www.radiomacondo.fm