MENú

Trump destituye a fiscal general por desobedecer orden migratoria

05111705_xl

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, destituyó el lunes a la fiscal general en funciones por haberse opuesto a su orden ejecutiva sobre la inmigración.

La fiscal general en funciones, Sally Yates, fue despedida por desobedecer la orden ejecutiva del mandatario estadounidense emitida el viernes que impide la entrada de ciudadanos procedentes de Irán, Irak, Siria, Yemen, Sudán, Libia y Somalia a Estados Unidos por un periodo de 90 días, y el ingreso de solicitantes de asilo en cuatro meses.

“La fiscal general en funciones, Sally Yates, ha traicionado al Departamento de Justicia al negarse a hacer cumplir una orden legal diseñada para proteger a los ciudadanos de Estados Unidos”, se lee en el comunicado difundido por la Casa Blanca.

Yates, el mismo viernes, envió una carta al Departamento de Justicia indicando a los abogados de dicho departamento de no defender el decreto migratorio de Trump ya que, desde una perspectiva legal, no es defendible y que tampoco es una orden “legal”.

En el texto, la Casa Blanca también ataca a Yates, quien sirvió dos años como fiscal general durante el mandato del expresidente Barack Obama, y le califica como una persona “muy blanda con la inmigración ilegal” y “blanca en cuanto a las fronteras”.

Además, la Administración estadounidense vuelve a defender su medida migratoria y asegura que es esencial para proteger a los ciudadanos estadounidenses, mientras que también indica que Trump ya ha designado un sustituto para Yates.

El fiscal de distrito oriental del estado de Virginia, Dana Boente, ha sido nombrado como el nuevo jefe del Departamento de Justicia en funciones hasta que el nominado de Trump a este cargo, Jeff Sessions, sea aprobado por el Congreso de Estados Unidos.

La orden ejecutiva del presidente estadounidense ha ocasionado masivas protestas en todo el país y el extranjero y, además, parece ser un caso de conflicto de intereses dado que Trump no ha incluido a países como Arabia Saudí (del que proviene el mayor número de terroristas), posiblemente debido a que su empresa tiene negocios con Riad.

 
Con información de agencias
www.radiomacondo.fm