MENú

Colombia falla nuevamente en la Copa Davis

La delegación nacional cayó 3-2 en la serie y se quedó nuevamente a las puertas de lograr el ascenso al Grupo Mundial.

falla

Este domingo, en la cancha del estadio Santiago Giraldo del Club Campestre de Pereira, nuevamente quedaron enterradas las ilusiones colombianas de ingresar al Grupo Mundial de la Copa Davis. El equipo nacional cayó 3-2 en la serie frente a su similar de Japón, y al igual que en las ediciones de 2010, 2013 y 2014 se quedó a las puertas de entrar al selecto lote que integran las mejores 16 selecciones del planeta.

Tal y como se tenía previsto, los nuestros comenzaron con pie derecho este enfrentamiento el pasado viernes con la victoria de Santiago Giraldo sobre Taro Daniel por 6-4, 6-3, 3-6, 1-6 y 6-4. En un duro enfrentamiento, el tenista risaraldense, número 59 del escalafón mundial, se debió exigir al máximo para vencer en el quinto set a su rival, que llegó a territorio colombiano como 124 del mundo.

A segunda hora, Kei Nishikori mantuvo el libreto y venció a Alejandro Falla por 7-6 (3), 7-6 (1) y 7-5. A pesar de la derrota, el vallecaucano logró sacar los mejores golpes del asiático, número seis del circuito ATP, y el público supo reconocérselo con su constante apoyo.

El sábado Colombia tomó ventaja en la serie, tras el triunfo en dobles de Juan Sebastián Cabal y Robert Farah. La pareja nacional se impuso a Yasutaka Uchiyama y Yoshito Nishioka, con parciales 5-7, 6-2, 6-3 y 6-2. Fueron dos horas y media de partido, en las que Cabal y Farah supieron descifrar el juego de sus rivales. Aunque en un principio les costó acostumbrarse a los golpes de los japoneses, con el paso de los games, la dupla caleña impuso su experiencia en este tipo de partidos.

Con la serie 2-1 a favor de los locales, los dos partidos de este domingo resultaron decisivos para definir al ganador de este playoff al Grupo Mundial. Al igual que ocurrió durante el primer día de competencia, la lógica se impuso en el partido que abrió la jornada y Santiago Giraldo cayó en algo más de dos horas frente a Nishikori, con parciales de 2-6, 4-6 y 6-7. Con este resultado, la serie quedó igualada a dos puntos y todo se definió en el quinto y último enfrentamiento. La responsabilidad en el conjunto tricolor fue para Alejandro Falla, mientras que Taro Daniel era el representante de los nipones.

El comienzo del encuentro fue favorable para Falla, luego de que quebrara rápidamente el servicio de Daniel. En menos de 20 minutos el vallecaucano estaba arriba 3-0. Sin embargo, no supo mantener esa ventaja y vio cómo el japonés volvía a equilibrar las acciones rápidamente. Al final, Daniel se llevó el primer set 7-6 (3) y Falla se vio bastante afectado por no aprovechar la ventaja que había alcanzado.

Con el apoyo del público, Falla salió a buscar el segundo set, que le permitiera igualar el marcador, pero la imprecisión en sus golpes y la poca capacidad de respuesta ante las cada vez más acertadas decisiones de su rival evidenciaron que mentalmente no era el mismo que llevó al límite a Nishikori el viernes ni el del comienzo de partido.

Con el paso de los minutos, Taro Daniel tomaba mayor confianza sobre la pista y Falla debía exigirse al máximo, parecía sufrir con cada pelotazo que le enviaba su rival. Comenzó a caer una leve lluvia sobre la capital del departamento de Risaralda y con ella se desvanecían las ilusiones del ascenso. Parecía cuestión de minutos que el triunfo del equipo asiático se concretara.

Y así fue. En los dos sets siguientes Daniel se impuso con contundencia por 6-3 y 6-2. Japón lograba el tercer punto y con ellos llegaba la felicidad de la victoria. Al igual que en 2013, derrotaba a Colombia en la misma instancia y se convertía en uno de los mejores del mundo.

En el bando colombiano, las caras eran de desilusión, la clasificación estuvo muy cerca y perder de esa manera es doloroso. “Esperábamos ganar, desafortunadamente desaprovechamos las oportunidades que tuvimos. Falla no pudo concretar la ventaja que tuvo para llevarse el primer set y eso lo puso tenso. Taro Daniel aprovechó y terminó jugando muy bien”, aseguró Mauricio Hadad, técnico del equipo colombiano, al término de la confrontación.

“El próximo año será una nueva Copa Davis y tenemos un equipo muy bueno. Hay que tener tranquilidad, pues este es un partido más y la vida continúa. Perdimos una batalla grande, pero hay que seguir adelante porque el tenis es un deporte donde hay que luchar día tras día”, puntualizó Hadad.

www.radiomacondo.fm